Español

Cenar o no Cenar: ¡El Debate de Comer Antes de Acostarse!

Todas aquellas pesadillas sobre payasos en el armario y el boogeyman debajo de su cama — ¡comer antes de ir a dormir nos mantiene a muchos de nosotros despiertos por la noche! ¿Ese pedazo de pizza (o esos 3 pedazos) arruinarán totalmente sus objetivos de dieta? Como en la mayoría de los debates, comer antes de acostarse no es algo totalmente negro o blanco. Hay una zona gris con factores que afectan en gran medida a los ciclos del sueño interrumpido, digestión ineficiente, metabolismo pobre y en última instancia, un temido aumento de peso. Vamos a explorar qué tienen que decir los expertos médicos acerca de comer antes de acostarse.

 

1. Su cena de elección

Según los estudios del Centro de Investigación y Educación de la Obesidad, sin duda hay un vínculo entre comer a altas horas de la noche y el aumento de peso. Sin embargo, comer cerca de la medianoche (o después de las 20:00, según muchos expertos en nutrición) puede ser algo prohibitivo, dependiendo de lo que coma. Por ejemplo, somos más propensos a disfrutar de alimentos ricos (pasteles), grasas (patatas fritas) y azúcares (chocolate) frente al televisor, lo cual como todos sabemos promueve a no pensar, comer en exceso y en última instancia contribuye al aumento de peso.

 

2. Ciclos del sueño interrumpidos

En este caso, un estudio del Departamento de Neurología de la Universidad Northwestern de Chicago, afirma que los problemas del sueño pueden ser el principal culpable. Por ejemplo, cuando la digestión interrumpe los ciclos saludables del sueño, también arruina la metabolización eficiente de los alimentos. Por la noche, el cuerpo humano está destinado a estar durmiendo. El sueño interrumpido es una causa primordial del aumento de algunos kilos.

 

3. La falta de sueño promueve a comer compulsivamente

Ciertos estudios hechos en Cleveland, en el en el Departamento de medicina del Ohio’s University Case Medical Center, tienen un punto muy válido. Su investigación demuestra que las personas que comen tarde por la noche también tienden a ser el mismo tipo de personas que sufre de peor calidad de sueño. Es perfectamente lógico que cuando tenemos hambre, solemos comer alimentos vacíos llenos de carbohidratos precocinados, o peor aún, agarramos el teléfono para pedir a domicilio. La conclusión es que la falta de sueño y energía promueve al aumento de peso fomentando la tenencia a excederse en la alimentación.

1 comentario

  • Hola tengo que bajar de peso e tratado pero uso medicamentos que contienen cortisona el cual tiende a aumentar más de peso

    Ana

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados